Logo

¡¡Nos vamos de feria con el Pulpo a la Gallega Bilbao!!

¡Qué frío empieza a hacer en la capital del mundo! Para intentar combatirlo hoy os traemos un plato que a muchos nos encanta, el “pulpo a feira” o pulpo a la gallega bilbao. Este plato, con su punto picante gracias al pimentón, además de hacernos entrar en calor, hace las delicias de muchos paladares.

Este sabroso plato tiene su origen en la forma en que antiguamente se conservaba el pulpo. Al igual que nuestros arrantzales secaban el bacalao, los marineros gallegos secaban el pulpo, para poder conservarlo y transportarlo a las zonas del interior, tanto gallegas como del resto península, donde, ya por aquellos tiempos, era considerado un auténtico manjar.

Hoy en día, la técnica del secado para conservar el pulpo en Galicia ha quedado en desuso, aunque se sigue utilizando en muchas zonas del mediterráneo. Pero es esta técnica del secado la que nos ofrece la explicación de porqué el pulpo a feira era un plato que tradicionalmente se preparaba en ferias de la Galicia interior o del interior de la península y no en la costa como se podría pensar.

La nota curiosa es que esta receta tan típica de Galicia puede tener su origen en tierras maragatas y no gallegas. Esto es así porque ni el aceite de oliva ni el pimentón, ambos ingredientes fundamentales en este plato, no son ingredientes de origen gallego.

Los comerciantes maragatos llevaban el pimentón y el aceite de oliva desde Extremadura hasta la meseta por la Ruta de la Plata para comerciar con ellos. Estos dos ingredientes eran muy apreciados en Castilla, ya que permitían adobar las carnes antes de secarlas y curarlas, para que se conservasen mejor.

Durante este trayecto, adquirían el pulpo ya seco y salado a bajo precio, ya que en Galicia se apreciaban más los mariscos y pescados frescos.

En las ferias de ganado a las que acudían estos comerciantes castellanos se tenía por costumbre comer el pulpo rehidratado y cocido, aliñado con pimentón y aceite de oliva, de ahí su nombre: pulpo a feira.

Hoy en día este plato se suele preparar con patatas cocidas o “cachelos” como se llaman en Galicia, que se cuecen en el mismo agua donde se concina el pulpo. Éste, una vez cocido y escurrido se corta en rodajas, al igual que las patatas, y se adereza con un poco de pimentón, un chorrito de aceite de oliva y un pellizco de sal.

Desde Restaurantes Berton Bilbao os animamos a “iros de feria” con nuestro delicioso pulpo a la gallega bilbao, ¿aún no lo habéis probado?

PULPO A LA GALLEGA

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude