Logo

“PIL PIL” La onomatopeya directa al paladar

¡Aupa laguntxus!

¿Cómo os ha sentado la vuelta? La primera semana de septiembre es de las más duras del año, a muchos nos cuesta superarla todo el mes… Para que la “vuelta al cole” se haga un poquito más amena, desde restaurantes Berton os vamos a contar una pequeña anécdota-histórica sobre una de nuestras salsas más famosas y de reconocida fama internacional: el “pil pil”.

Todos la conocemos, casi todos hemos visto como se cocina un delicioso bacalao al Pil Pil en casa de amatxu o de amama y muchos de nosotros nos hemos atrevido con ella pero, ¿de dónde viene su curioso nombre?; ¿cuál es el origen de esta forma de cocinar el bacalao?; ¿cómo y cuándo se inventó una de las salsas más importantes de la cocina vasca?

Como toda historia popular ésta también tendrá un poquito de realidad y mucho de leyenda. La historia cuenta que a finales del siglo XIX un comerciante de Bilbao, apellidado Gurtubay, encargó 20 ó 22 bacaladas. Quien tomó nota del encargo olvidó acentuar la ó, así que, debido a este error acabó recibiendo un pedido de 2.022 bacaladas. ¡Casi nada! El pequeño comerciante creyó estar arruinado, ¿qué iba a hacer con tal cantidad de género? Pero un golpe del destino le salvó de la ruina. Bilbao fue asediado en ese momento debido a la guerra carlista y el comerciante hizo fortuna con su excedente de bacalao. La escasez de ingredientes propició la creación de esta deliciosa salsa, una emulsión a base de ajo, aceite, y guindillas. ¡Así surgió nuestro mundialmente conocido bacalao al Pil Pil!

En cuanto al nombre de la salsa existe cierta controversia. Según varios escritores y documentalistas de recetas, como la Marquesa de Parabere, se confunde el bacalao al Pil Pil con el bacalao ligado. Aseguran que este plato de la gastronomía vasca, sólo se presenta con aceite sin emulsionar en el momento justo que emite este sonido tan peculiar. De ahí que el origen de la palabra “pil pil” sea onomatopéyico, se refiere al ruido que hace el aceite al hervir, aproximadamente cuando su temperatura asciende a los 90ºC.

¡Esto ha sido todo por hoy!

Esperamos que os haya gustado nuestra historia Berton del día, ¿os animáis a investigar que tiene de realidad y de leyenda esta pequeña anécdota? ¡Esperamos vuestros comentarios! Y, mientras tanto, os invitamos a degustar un exquisito pintxo de bacalao al Pil-Pil en cualquiera de nuestros locales.

www.berton.eus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *