Logo

El chuleton Bilbao no es famoso por casualidad.

El chuleton Bilbao no es famoso por casualidad, y es que en nuestra villa se come cómo Dios manda, en Restaurantes Berton tenemos los mejores chuletones de todo Bilbao y hoy os vamos a contar algunos secretitos.

Para empoezar contamos con una rpesentación especial ya que tenemos nuestros propios braseros  lo que nos permite sacar la carne  en el punto exacto del gusto de nuestro cliente y que se mantenga durante toda la comida de la misma manera gracias al Brasero Berton,  se puede mantener la carne en la parte media superior de la parrilla, a una temperatura aproximada de 50º o aumentar el punto de asado utilizando la parte media inferior de la parrilla, con una temperatura de unos 190º. Prácticamente sin generar humos molestos, ya ves que coimer un chuleton Bilbao es todo un arte.

Además nuestra carne es de vaca mayor, contando siempre con productos de primera calidad. Dentro de la categoría de vacuno mayor podemos encontrar el buey, que es el macho castrado mayor de 48 meses; la vaca, como la nuestra, mayor de 48 meses y el toro de lidia, que es el macho mayor de 48 meses.

En Restaurantes Berton os invitamos a compartir un sabroso menú de chuleton Bilbao de 1kg con su guarnición, por tan solo 32,89€ presentado en nuestro exclusivo Brasero Berton de encina y a participar en nuestro sorteo de un menú chuleton en Bilbao para 2 personas.

Esta carne es muy sabrosa y tiene y  muy jugosa. Aunque generalmente  la carne de vacuno es un alimento muy nutritivo, las propiedades nutritivas del ganado mayor son mayores, aunque,  dependiendo del corte, ofrecerá unos valores nutritivos u otros.

El chuleton es uno de los platos estrella de la gastronomía vasca, comer un chuleton Bilbao es sinónimo de homenaje, de buen comer y buen  beber, porque, no se puede comer un chuleton sin que vaya acompañado de un buen vino.

Para conseguir el punto perfecto de un bueno chuleton (esto, claro está, depende del gusto del cliente, pero la gran mayoría coincide) hay que conseguir tres colores: el quemazón marrón de la capa exterior causado por el contacto directo con el fuego, el sonrosado de la pigmentación del calor más diluido y el rojo intenso del interior que ha de ser la capa más gruesa de las tres.

Os esperamos en nuestros restaurantes para degustar un buen chuleton en la mejor compañía posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *